Mi última obra

Todo lo que puede ser imaginado, es real.

Nunca se firma la obra perfecta, ni tampoco se logra la satisfacción plena. En este rincón trataré de ir mostrando el último lienzo al que puse mi firma. Espero superarme en cada pintura y poder estar a la altura de mis sueños.

«La Valiente» | Óleo |  40 x 30 cm.

Dos motivos me han empujado a llevar al lienzo esta imagen de La Virgen de la Estrella, de la Hermandad trianera del mismo nombre, que por vez primera en su historia, no pudo procesionar este Domingo de Ramos.

Uno, es que estamos en mayo, mes de María, tiempo, desde la remota Edad Media, consagrado a la Madre de Dios. No le llevo flores este año de confinamiento; pero quise honrarla con mi pincel. Y ése es el segundo motivo, el de la necesidad de pedirle por todos los que están sufriendo por esta cruel enfermedad.

A esta imagen, que jamás se arredró ante la persecución y dureza de otros tiempos, en los que nunca dejó de procesionar, exponiéndose a los bombazos del odio, elevo yo mis oraciones, ahora que tanto necesitamos de su consuelo y protección.